Naturgy se apunta al negocio del coche a hidrógeno y abrirá 38 estaciones de repostaje

La empresa española ha enviado este proyecto al Ministerio de Transición Ecológica

En los últimos meses estamos siendo testigos como la apuesta por aumentar la cuota de mercado de las formas de movilidad sostenible no hace más que acelerarse. Coches eléctricos, camiones autobuses. Pero también tecnologías que buscan hacerse un hueco como el hidrógeno verde. Precisamente la española Naturgy ha enviado al Ministerio de Transición Ecológica y el Reto Demográfico un proyecto para la expansión de una red de estaciones de repostaje de hidrógeno.

En total se propone la construcción en esta primera fase de 38 hidrogeneras a nivel nacional, en un proyecto que busca dar servicio de repostaje de hidrogeno al entorno urbano a interurbano y potenciar así la movilidad sostenible en la Península Ibérica.

Esta red estará distribuida a lo largo de la geografía nacional, aprovechando los centros de producción de hidrógeno de la compañía ubicados en La Robla, Meirama, Valencia, Palos y Alcázar de San Juan. De estas 38, seis estarían ubicadas en Andalucía; cinco en Castilla-la Mancha; cuatro en Castilla y León y en Cataluña; tres en la Comunidad de Madrid; dos en Galicia, Comunidad Valencia, la Región de Murcia, Aragón, Navarra y Extremadura; y una en Baleares, Asturias, Cantabria y País Vasco.

La compañía estima disponer de las 38 hidrogeneras antes de 2025, aunque el 80% de ellas se pondrán en funcionamiento entre 2023 y 2024, para posteriormente llegar a un total de 120 estaciones. El dimensionamiento de las estaciones se ha realizado en base a una potencial demanda anual de unos 75.500 kg de hidrógeno, equivalente según la nota de prensa «al repostaje de 13 autobuses o bien de 100 vehículos ligeros» (¿Por día?). Adicionalmente se evaluará posteriormente que la red de hidrogeneras pueda alimentar al transporte ferroviario en la red nacional.

A nivel medioambiental, el uso de las nuevas tecnologías que plantea este proyecto, como energías renovables, supone una reducción de emisiones respecto a tecnologías convencionales. La compañía calcula un ahorro de energía primaria no renovable en 124 GWh/año y una reducción de emisiones de más de 30.000 toneladas de CO2 al año.

Un proyecto que curiosamente coincide en el espacio temporal con las previsiones publicadas esta semana, donde se indicaba que 2025 sería el punto de inflexión de la tecnología de hidrógeno. Momento en el que parece que muchos buscarán hacerse un hueco en un mercado todavía por desarrollar no solo la oferta, sino también la demanda.

https://forococheselectricos.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba